Domingo, 29 de Noviembre del 2020

El vecindario de Penelas está alarmado tras el hallazgo en un lugar en el que también había cámaras.

Los ocho vecinos de Penelas (Castro Caldelas) viven atemorizados desde hace dos semanas tras descubrir que al menos dos personas acudían al pueblo con regularidad en un coche todoterreno, siempre al hacerse de noche, llevando comida (desperdicios de vacuno, cerdo y aves) a los lobos.

Un vecino los siguió, alarmado por la continúa presencia de los vehículos, y, al marcharse, no solamente descubrió el lugar en que depositaron los alimentos, también se percató de que había muchas ramas y plásticos colocados sobre los troncos de la densa arboleda, entre los que había cámaras de grabación, posiblemente para tomar imágenes de los animales comiendo y de su estado de sanitario. El lugar está entre unas rocas rodeadas de múltiples "carballos" y castaños, situado a unos 100 metros de las viviendas.

El descubrimiento se extendió como la pólvora entre el vecindario, incluido el de la cercana localidad de Sas de Penelas. Los vecinos aún no acaban de creerse ayer que su pueblo fuera escogido para alimentar y grabar a los lobos. Y de hecho, muy pocos residentes se atreven a hablar abiertamente del tema a preguntas de cualquier extraño. "Oímos algo dos lobos, pero non sabemos nada de nada. Si alguien los sabe debería presentar una denuncia", comentaba un vecino, que ante las insistentes preguntas de este periódico, terminó reconociendo que un familiar suyo fue el que descubrió el comedero y las cámaras. "Tiene explotación de aves. Cuando viene de noche de trabajar prácticamente todos los días se encontraba con los coches circulando por una pista. Fue a ver que buscaban y descubrió el comedero y las cámaras", afirmó.

Sus palabras fueron ratificadas por el resto de vecinos, que optaron por destruir el espacio ante el temor de que los lobos ataquen a una persona. La situación fue dada a conocer de forma verbal en el Concello de Castro Caldelas y Medio Ambiente. En este último aseguraron desconocer la problemática suscitada en Penelas.

Un caballo, varias ovejas y dos terneros muertos 

La alcaldesa de Castro Caldelas, Sara Inés Vega, está al corriente del hallazgo de los vecinos de Penelas. "Transmitíronme a preocupación de forma verbal, pero dixen que o Concello non montou nada para os lobos nin temos nada que ver no asunto", explicó la regidora, puntualizando que se puso a disposición de los vecinos para todo lo que fuera necesario, "pero optaron por non denunciar e deixar pasar hasta ver o que ocurre a partir de agora", añadió.
Los vecinos, según se desprende de sus conversaciones, podrían tener datos sobre las personas que hasta ahora acudían a dar de comer a los cánidos, pero los callan alegando que no quieren tener problemas. Eso sí, reconocen que de un tiempo a esta parte se ven menos jabalíes y corzos por los montes, descenso que achacan a la presencia de los lobos. 
Los residentes también se percataron que hay más ataques de lobos a sus rebaños. Hace 15 días mataron y casi devoraron a un caballo. A principios de junio, mataron a varias ovejas y a dos terneros cuando pastaban en una finca cercana al pueblo. 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

2010 Asociación Gallega de Guardas Particulares de Campo - Email: contacto@guarderiogalego.es
Diseñado por Ritech