Domingo, 29 de Noviembre del 2020

Así opina el 79 por ciento de los ciudadanos, según un estudio de Aproser.

Ésta es una de las principales conclusiones del “Estudio Sociológico sobre la Percepción de la Seguridad Privada en España”, presentado por la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser), el pasado 21 de noviembre en Madrid. Concretamente, el estudio asegura que el 79 por ciento de los encuestados se siente “muy seguro” o “bastante seguro” cuando percibe la presencia de estos profesionales.

No en vano, el documento refleja que el 64 por ciento de los encuestados considera adecuada una mayor presencia de vigilantes en calles y zonas comerciales, especialmente en horario comercial (el 48 por ciento). Por otro lado, el 45 por ciento opta por solicitar mayor presencia en calles de las ciudades, en general, mientras el 43 por ciento los requiere en las calles y barrios en los que residen. Los ciudadanos también valorarían positivamente que hubiera vigilantes de seguridad en otros espacios como centros escolares, parques y jardines, siempre según el informe de Aproser.

El estudio, elaborado por Canal Sondeo para Aproser y presentado a los medios por Ángel Córdoba y Eduardo Cobas, presidente y secretario general de la asociación respectivamente, aborda temas como la percepción y valoración de los ciudadanos respecto al cometido de los vigilantes de seguridad, los lugares en los que la seguridad privada debería consolidar o incrementar su presencia, la protección jurídica de los profesionales del sector, así como su reconocimiento social o los criterios de contratación de este tipo de servicios.

Percepción ciudadana

Con respecto a la percepción que tiene el ciudadano sobre el vigilante de seguridad privada, cabe destacar que el 62 por ciento valora esta figura profesional como “buena o muy buena”, mientras que sólo el 5,7 por ciento manifiesta una opinión negativa. Otro indicador de valor respecto al desempeño de las labores de estos profesionales es que las tres cuartas partes de los españoles (el 75%) considera como algo necesario su función. 

En cuanto a la protección jurídica, el 53 por ciento opina que la Ley no protege lo suficiente a los vigilantes de seguridad y el mismo porcentaje percibe que el marco legal ampara más a los presuntos delincuentes que a estos profesionales durante el desempeño de sus funciones.

Ante la actual amenaza terrorista internacional, el 72 por ciento coincide en dedicar un mayor número de vigilantes a las infraestructuras críticas, especialmente en el transporte o en las centrales nucleares.

Retos pendientes

Al margen de estos datos, Ángel Córdoba incidió durante la presentación del estudio en los retos que tiene por delante la Seguridad Privada en relación con la percepción de los españoles sobre el sector. En ese sentido, destacó cinco prioridades: la necesidad de acometer la trasposición de la nueva Directiva Europea de Contratación Pública; el ajuste del Estatuto de los Trabajadores para un tratamiento más adecuado de las condiciones laborales en sectores intensivos en mano de obra, la responsabilidad social y subsidiaria de la Administración como licitador y contratante de servicios de seguridad, la finalización y entrada en vigor del Reglamento de Seguridad Privada y el desarrollo de un modelo de formación profesional. 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

2010 Asociación Gallega de Guardas Particulares de Campo - Email: contacto@guarderiogalego.es
Diseñado por Ritech