Domingo, 24 de Enero del 2021

Multithumb found errors on this page:

There was a problem loading image http://www.lavozdegalicia.es/sc/x/default/2016/08/21/00121471731841190568864/Foto/.jpg
There was a problem loading image http://www.lavozdegalicia.es/sc/x/default/2016/08/21/00121471731841190568864/Foto/.jpg

Dos de los animales maltratados.

La protectora Progape y la asociación Outeiro alertan del hallazgo a la Guardia Civil.

Perros atados y alguno de ellos suelto, aunque en un estado de aparente abandono, un jabalí dentro de una pequeña cuadra, un cerdo vietnamita yvarios conejos muertos forman el cuadro que ayer encontraron quienes llegaron hasta una finca privada y cerrada en San Miguel de Armeses, del municipio de Maside. Acudieron siguiendo la pista de un par de animales que presentaban, según la impresión de quienes ayer alertaron del cuadro a laGuardia Civil, aspecto de estar desnutridos y con apariencia de abandono. Tanto desde la protectora de animales Progape, como desde la asociación ecologista Outeiro de O Carballiño y la asociación pro animales de esta última villa, han expresado su firme voluntad de formalizar una denuncia por presunto maltrato animal contra el propietario de los animales, suponiendo que se trata de la misma persona que tiene la finca a su disposición.

Los animales son, al parecer, propiedad de un cazador. Esta misma semana escaparon de la finca dos de ellos, según han explicado a La Voz las mismas personas que ayer anticiparon telefónicamente la situación a la Guardia Civil. Un miembro de la corporación municipal de Maside, al tener noticia de lo que ocurría, reel hecho para ofrecerse él mismo a devolverlos al lugar del que supuestamente habían escapado.

Llamada al 112

Al parecer, la presencia de dos perros escuálidos que vagaban sin rumbo, dio lugar a la llamada de un particular al servicios de emergencias 112, desde donde se alertó al Concello de Maside, toda vez que la localización corresponde a este término municipal. Con normalidad, se devolvieron los animales al recinto del que habían salido. 

El seguimiento del asunto llevó ayer a personas de Progape y de Outeiro hasta el lugar donde sospechaban que estaban los animales. Una vez en el lugar observaron la presencia de una veintena de perros, prácticamente todos atados y con cuerdas que no dejan más margen de maniobra que uno o dos metros. Muy delgados, además, en la mayoría de los casos. En el grupo hay cachorros y también alguna perra preñada, según la observación de quienes han descubierto este panorama y han decidido denunciarlo.

En la finca hallaron, además, un buen número de conejos muertos, alguno de ellos despedazado, de lo que deducen que se trata de la comida que ofrece a los canes la persona que se encarga de ellos. No menos llamativa ha resultado, visto siempre desde el exterior de la finca, la presencia de un animal que tiene toda la apariencia de ser un jabalí. Tendría sentido, según aclaró por portavoz del grupo Outeiro, al tratarse de perros de caza, por lo que tal vez se podría utilizar para algún tipo de entrenamiento.

 

 

img 7fb34747bcd3ad475f16a836721b6707611c3c11

Un ciervo que se podía ver meses atrás en los montes de la zona de Piñeus en Braño-Carantoña en el Concello de Vimianzo, o por los cercanos penedos de Traba fue hallado muerto y presumiblemente devorado por los lobos.

De hecho, había pisadas de lobo en las cercanías del cuerpo del animal. En los penedos de Braño, Pasarela y Traba es frecuente ver ejemplares de lobo desde hace años, y los vecinos de estos lugares han denunciado este año y el anterior que los cánidos han causado graves daños a la ganadería, sobre todo a ovejas y caballos.

Los ganaderos se quejan de falta de protección contra lobos y perros asilvestrados, de no percibir ayudas por los daños y también que los ejemplares se dejan ver por las cercanías de las poblaciones alarmando a los vecinos. Los avistamientos de lobos en el entorno urbano este año se han producido en Lexas (Carantoña), y en As Barrosas y O Allo en Ponte do Porto. En Santa Sabina (Santa Comba) también había alarma en los vecinos esta primavera por la presencia frecuente de un lobo en el espacio urbano. Por otra parte los ecologistas denuncian que tres ejemplares de lobo han sido muertos en un año en Soneira, bien por disparos o por envenenamiento.

Reclaman que se diferencie entre perros de compañía y de caza y uso en el rural - Rebaten la prohibición de intercambiar cachorros y cortarles las orejas y el rabo

El anteproyecto de Ley de protección y bienestar de animales de compañía que la Xunta pretende aprobar se ha encontrado con la oposición frontal de cazadores, agricultores y ganaderos. Para estos colectivos el problema radica en que la norma no diferencia entre perros de compañía y perros de caza y de trabajo en el rural por lo que podrían ser sancionados. Tanto la Mesa Galega por la Caza, la Asociación de Caza Mayor de Galicia, la Federación Gallega de Caza y los sindicatos Unións Agrarias y Xóvenes Agricultores ya han presentado alegaciones a la ley que está en periodo de exposición pública.

Esta falta de separación en la norma entre perros de compañía y de caza y del rural puede provocar, según estas asociaciones, que se llegue a situaciones como que se denuncie a un propietario de un mastín de guardia por poner en riesgo la vida del perro al tener que enfrentarse con lobos o se sancione a un dueño de un perro de caza por utilizarlo en la batida de un jabalí.

Cazadores, ganaderos y agricultores están en contra, básicamente, de cuatro disposiciones que aparecen en la norma: no poder cortar las orejas y el rabo a los perros, no poder transportar animales heridos o enfermos, no poder intercambiar cachorros y no poder utilizar collares eléctricos.

"La ley que quiere sacar la Xunta equipara a los perros de caza con los de compañía y no son lo mismo. El perro de caza es un animal de trabajo", zanja, Manuel Saa, presidente de la Federación de Caza de A Coruña. De la misma forma piensa Jacobo Feijóo, de Unións Agrarias que apunta que la ley "está bien para los animales de compañía", pero no para los que se utilizan en el rural. "Debería haber un artículo que regule esta diferencia. Que quede claro que es para las mascotas", reitera. Francisco Bello, de Xóvenes Agricultores, resume la problemática con su propia experiencia. "En el campo todo el mundo tiene perros. Tengo cinco y cada uno es para una cosa: dos son de caza, dos son para cuidar la casa y otro para cuidar el ganado. No se puede hacer una ley que vaya de espaldas a la realidad", reconoce.

La Mesa Galega por la Caza resume en sus alegaciones el sentir de todo el colectivo. Los perros de caza "efectivamente son animales domésticos pero en ningún caso pueden considerarse de compañía". "No podemos obviar que estos perros no pueden definirse como de compañía, pese a la indudable afección sentimental de sus dueños hacia ellos, pues no se emplean para tal fin, sino que única y exclusivamente son destinados a la práctica de la actividad cinegética, por lo que no se encuentran en contacto permanente con personas ni habitan en las viviendas o domicilios particulares de sus dueños, por lo que nunca transitan por la vía pública", afirma.

La Ley de protección y bienestar de animales de compañía prohibe de forma expresa mutilaciones estéticas. Es habitual que a determinadas razas se les corten las orejas y el rabo. "Es un disparate esta prohibición", se queja Jacobo Feijóo. "Estamos hablando de hacerlo en un veterinario con todas las garantías de seguridad. Hay perros de caza o de campo que si no se les corta las orejas y entran en los toxos se las destrozan", reconoce. "Hay perros de caza que colean mucho cuando están siguiendo un rastro y si no se les corta el rabo se lo van a romper. Es de sentido común. No es cortar por cortar", asegura el presidente de la Federación de Caza de A Coruña.

En sus alegaciones, la Mesa Galega por la Caza explica que entre los perros destinados a la actividad cinegética existen algunas razas a las que "tradicionalmente y única y exclusivamente por razones higiénicosanitarias que persiguen el bienestar del animal", se les realiza pequeñas intervenciones quirúrgicas con el objetivo de recortarles sus orejas y/o rabos. "Con ello se persigue que el perro, en la práctica de la actividad cinegética en el monte, no sufra heridas sangrantes en estos miembros por las constantes rozaduras con la vegetación y otros elementos orográficos y que le pudiesen conllevar graves e importantes riesgos para su salud, tales como infecciones o mutilaciones", asegura.

La norma también establece que "no se podrán transportar animales heridos o enfermos". ¿Qué hacemos entonces cuándo el perro está herido?", se pregunta Manuel Saa. Los cazadores recuerdan que en la práctica de la actividad cinegética es muy habitual que los perros, bien por su normal deambular por el monte o como consecuencia de los enfrentamientos con jabalíes o zorros, sufren heridas o lesiones que requieren su traslado a un centro. "Atendiendo a la literalidad de esta prohibición, sería el veterinario el que debería acudir hasta el cazadero para poder asistir al animal, lo que en la mayoría de los casos conllevaría el lamentable fallecimiento del perro", alegan los cazadores.

Otra de las prohibiciones que incluye la ley de la Xunta es el intercambio de cachorros. Desde Unións Agrarias afirman que es "una práctica muy recomendable para evitar problemas de consanguineidad y transmisión de enfermedades y taras hereditarias de los perros de caza". "Es una práctica totalmente recomendable por los veterinarios", afirman representantes de la Mesa Galega por la Caza.

La normativa también prohibe los collares eléctricos para el adiestramiento de perros de trabajo. "También parece una regulación de excesivo rigor y no justificada, ya que se trata de aparatos que no maltratan a los perros y que pueden ser muy útiles para modificar determinadas consultas agresivas de los perros durante su proceso de adiestramiento para el control de rebaños o custodia de personas e instalaciones", explican desde Unións Agrarias.

"Son todos ellos preceptos de la norma que pueden ser acertados para los animales de compañía y perros que residen en un piso o en un entorno urbano, pero que nada tienen que ver con la actividad de perros de caza, guardia y trabajo, que tan precisos son en el rural, y que nada tienen que ver con prácticas que en modo alguno se puedan considerar maltrato animal", resume Jacobo Feijóo.

Hace poco más de un año nacía la Mesa Gallega por la Caza (MGC), una entidad integrada por diversos representantes de colectivos vinculados con la caza social gallega: asociaciones de cazadores, gestores cinegéticos, guardas de campo, técnicos, plataformas ambientales… que unieron su voz en defensa del sector cinegético gallego.

Un primer año de vida muy intenso, analizado en la asamblea celebrada hace unos días en Santiago de Compostela, con mucho trabajo y dedicación a este nuevo proyecto, pero lleno de satisfacciones por la intensa labor realizada y los éxitos alcanzados.

La Mesa Gallega por la Caza apuesta por un nuevo modelo asociativo, sin cuotas ni cargas económicos, tanto para cazadores como para sociedades de caza, poniendo a disposición de todos ellos los servicios que necesitan, en las mejores de las condiciones, al mismo tiempo que se recogen sus inquietudes y sus problemas para, entre todos, buscar un futuro más halagüeño para la caza en Galicia.

En la Asamblea General de la Mesa Gallega por la Caza se hizo un balance muy positivo de este primer año de existencia de la entidad. Diversas y variadas fueron las actuaciones de este primer año de vida que, gracias a su trabajo desinteresado, consiguió hacerse un hueco en el panorama cinegético gallego,

Desde la colaboración con la presentación en Galicia de la munición libre de plomo, con las pertinentes reuniones con los diversos Grupos Parlamentarios, hasta la reciente implicación y participación en la Manifestación en Defensa de la Caza y la Pesca celebrada en Madrid el pasado 5 de junio, pasando por la asistencia a ferias del sector, la colaboración en jornadas de formación y divulgación, la presentación de un decálogo de medidas para contribuir a la recuperación de la caza menor,o la presentación de alegaciones al anteproyecto de Ley de Bienestar Animal, fueron algunas de las actividades de la Mesa Gallega por la Caza en este primer año de vida.

Mención especial merece la fluida relación de la entidad con la administración gallega, a la cual se trasladaron, en diversas reuniones mantenidas, las inquietudes y problemas más demandados por los cazadores gallegos.

Sobre el tapete quedaron durante el transcurso de la Asamblea, ilusionantes y esperanzadores proyectos vinculados al mundo cinegético gallego que, desde la Mesa Gallega por la Caza, intentaremos poner en marcha en los próximos meses.

Cazadores del Xurés piden entrevistarse con Feijóo por la gestión de Parques Naturales

Le trasladarán su descontento por la retirada de las ayudas a las sociedades y asociaciones

La Asociación de Tecores del Parque Natural Baixa Limia - Serra do Xurés (Xurestec) solicitirá una reunión con el titular del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, para trasladarle su descontento por las decisiones tomadas por la Xunta en la gestión de los Parques Naturales.

Así lo han decidido por unanimidad los Presidentes de las Sociedades de Cazadores de Lobios, Riocaldo, Muiños, Regumasa, Prado, Entrimo, Bande, Calvos de Randín y Riberias da Baixa Limia, después de analizar en profundidad la recientemente orden de ayudas publicada en el Diario Oficial de Galicia (DOG) por la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio.

En ellas, según la asociación, "se cerró toda posibilidad de que las sociedades de cazadores pudieran solicitar ayudas", algo que también afecta a "las asociaciones de vecinos" o la de "mujeres rurales" que "han sido borradas" de la orden de ayudas.

Así, Xurestec ha señalado que el Parque Natural Baixa Limia - Serra do Xurés es "la parte más importante del programa de recuperación del águila real", que está recayendo en "los recursos económicos propios de las Sociedades de Cazadores" mientras "los políticos aprovechan la suelta de pollos para pasar por el lamentable 'photocall' que se monta para la ocasión".

Las nueve sociedades gestionan más de 55.000 Ha. de terrenos dentro de los distintos Municipios Ourensanos que constituyen la mayor entidad asociativa de los municipios del Parque Natural y de la propia Reserva de la Biosfera Transfronteriza Gerês-Xurés.

Por lo tanto, ha reclamado una "nueva política" para los habitantes de las zonas de parques naturales, que se enfrentan a "nada más que limitaciones y prohibiciones" y reciben unas ayudas que "no encajan con la realidad rural de dichas zonas" .

Por último, Xurestec ha apuntado que "algunos colectivos" están trabajando en la creación de una asociación a nivel autonómico que "integre a los habitantes de las zonas protegidas de la comunidad gallega".

“Revisaremos nuestra colaboración con nuevos colectivos para aprovechar mejor sus capacidades.

En los últimos años, el coronel Sanz ha estado destinado al Servicio de Costas y Fronteras, en el que se ha hecho cargo de la Seguridad Aeroportuaria. Allí pudo tener sus primeros contactos con el sector de la seguridad privada. Ahora, tras unos meses como jefe interino del Servicio de Protección y Seguridad (SEPROSE), acaba de ser ratificado en el puesto.

- Acaba de ratificarse su nombramiento como jefe del SEPROSE de la Guardia Civil, aunque ocupaba el cargo como responsable interino desde hace unos meses. A lo largo de ese tiempo, ¿qué impresiones generales ha sacado del sector de la seguridad privada?

 

Desde que pasó a la Reserva el coronel César Álvarez, he venido ejerciendo el Mando del SEPROSE con carácter interino. Ese periodo me ha permitido observar, escuchar y aprender mucho, pues la acogida por parte del sector no ha podido ser mejor. 

 

Me atrevería a decir que la Seguridad Privada está inmersa en un importante proceso de renovación y afirmación de su propia identidad que en algunos casos también favorece cierta integración. Hay una renovación en curso, porque los profesionales del sector tienen una procedencia más plural y una formación más variada, completa, compleja y complementaria. Esto enriquece a todos y necesariamente lleva a una regeneración tanto en las empresas proveedoras o usuarias de seguridad como en el seno de las propias ramas de profesionales, ya sean directores de seguridad, jefes, guardas rurales, detectives, etcétera. Al compartir formación académica y profesional, y al coincidir una y otra vez en ferias, congresos, jornadas, seminarios, eventos conmemorativos, etc., los subsectores y profesionales conviven entre sí, aprenden a conocerse, respetarse y comprenderse mejor, comparten experiencias y problemas e incentivan la necesaria movilidad y rotación dentro de este sector tan plural. De ese modo, se induce un creciente movimiento de renovación.

 

Igualmente, esa continua interactuación en la esfera de lo académico, lo formativo y lo institucional, también propicia los procesos de integración y de toma de conciencia de la propia identidad sectorial a la que me refiero. Esos procesos de integración y de afirmación de la identidad sectorial se ven especialmente favorecidos cuando se da el salto a la cada vez más frecuente cooperación operativa en eventos que precisan de protección o en foros de intercambio de información operativa.

 

- ¿Qué objetivos se ha marcado como jefe del SEPROSE para esta nueva etapa?

 

El SEPROSE tiene dos Secciones íntimamente relacionadas, pero diferenciadas: una, la de Gestión de la Seguridad Privada, que es el interlocutor habitual con la mayor parte de los actores en el sector; y otra, la de Planes y Directrices Técnicas, que es el órgano especializado en protección. Mis objetivos como Mando del Servicio afectan a ambas.

 

En cuanto a la Sección de Gestión de la Seguridad Privada, a la fuerza hemos de ser continuistas. Lo que funciona es mejor no tocarlo y, en gran medida, ya estamos alcanzando muchos de los objetivos marcados. Por ello, seguiremos profundizando en la relación de cooperación, la comunicación operativa y la integración de los servicios entre la Guardia Civil y los profesionales del sector. Qué duda cabe de que la apuesta de nuestra institución por la Seguridad Privada, plasmada en el Plan General de Colaboración, ha dado buenos frutos. Esta apuesta, además, viene siendo desarrollada parcialmente mediante los Programas “Coopera” y “Plus ultra”, que están contribuyendo al acercamiento entre la Guardia Civil y las empresas y departamentos de seguridad, donde se fragua la mayor parte del conocimiento y algunas de las ideas y decisiones de futuro para la Seguridad Privada. Se trata de un esfuerzo muy importante que, sin embargo, no se ha producido en la misma medida con relación a otros profesionales del sector, como los escoltas, los detectives y los guardas rurales. El SEPROSE mantiene fluidas relaciones con algunos representantes de estos colectivos, pero no hemos establecido mecanismos de cooperación todavía.

 

En esa línea, potenciaré el vigente “Protocolo de comunicación con los guardas rurales”; revisaré y potenciaré el Programa “Coopera” en el ámbito interno con una nueva Instrucción; crearé otros programas similares, pero con las adaptaciones pertinentes para cooperar con otros actores distintos de los departamentos de Seguridad; y trataré de que en el futuro desarrollo reglamentario de la Ley de Seguridad Privada se dote de capacidades y herramientas al personal de seguridad privada para que pueda ser más eficiente y para que cuente con mayor respaldo técnico y jurídico en sus actuaciones.En lo que se refiere a la protección y seguridad de instalaciones, lo cierto es que no basta con que la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad le atribuya a la Guardia Civil la competencia exclusiva de custodia de puertos, aeropuertos y los centros e instalaciones que por su interés lo requieran. Tenemos que mantener la situación de referente nacional e internacional que nos otorgan en algunos de esos ámbitos y realizar el esfuerzo necesario para serlo también en la protección de todo tipo de infraestructuras críticas. Esto es lo que nos están demandando los tiempos. Sin duda, tenemos mucha experiencia, como lo demuestra que las más altas instituciones del Estado hayan confiado en la Guardia Civil para la protección de sus instalaciones y palacios; pero siempre se podrá hacer algo más, mejor, distinto… 

 

- La Ley de Seguridad Privada establece un nuevo marco de relación con el sector y, además, durante los últimos años se han creado diferentes iniciativas para la colaboración, como el Programa “Coopera”. Aún así, ¿hay plena satisfacción con la calidad y cantidad de información que reciben por parte del sector privado?

 

Estamos satisfechos con lo que se ha avanzado y nos consta que en muchas Unidades sí se aprecia la calidad y cantidad de información que se recibe. Es así aunque puedan existir a veces diferencias entre provincias o entre ámbitos de actuación, pues la relación operativa es más sencilla, abundante o necesaria en unos sectores que en otros y también influyen, cómo no, factores personales.Claro que hay mucho margen de mejora. El punto de partida ha de ser el mejor conocimiento mutuo para poder generar sinergias. En este sentido, como ya adelanté, pretendemos revisar nuestros programas de colaboración para servir mejor a nuevos colectivos y para aprovechar mejor sus capacidades.

 

Esto debe complementarse incentivando la relación a nivel operativo de nuestras Unidades operativas y territoriales con los guardas rurales, los detectives privados, los escoltas, los vigilantes de seguridad, los directores de seguridad y los departamentos de seguridad que dirigen en las empresas que los han constituido.

 

- Aparte de la colaboración, ¿cuáles son los problemas más acuciantes que ha de solucionar el sector de la seguridad privada?

 

Yo no hablaría de problemas del sector de la seguridad privada, sino de los problemas de la sociedad en relación con la seguridad en general. Todos los actores con responsabilidades en este ámbito, sean de carácter público o privado, tienen que luchar contra el intrusismo y las malas prácticas profesionales. Sin duda, estos dos son los principales problemas.

 

Si entre todos fuéramos capaces de atajar el intrusismo, se impulsaría de manera sobresaliente la confianza de los ciudadanos y de los usuarios en la calidad de los servicios. Luchando contra el intrusismo no sólo mejoraremos sustancialmente la calidad de los servicios sino el propio nivel de seguridad. Y tampoco se puede olvidar que la expulsión del mercado de quienes hacen competencia desleal o de quienes prestan servicios sin la capacitación y habilitación adecuadas repercutiría en una mejora sustancial de precios y rentabilidades empresariales, y con ello de los derechos laborales y sociales de los profesionales. A la larga, además, consolidaría la estabilidad, especialización y profesionalización de quienes estuvieran correctamente habilitados y contratados.

 

En este camino hacia la plena confianza en los servicios de seguridad privada han de jugar un papel primordial varios factores. Por un lado, que los profesionales cuenten con una formación adecuada, tanto al inicio de su carrera como a lo largo de ella. Por otro, un refuerzo de la interlocución y capacidad asociativa de los subsectores de seguridad privada. Y por otro, que exista por parte de los órganos policiales competentes el necesario control y supervisión de las condiciones en las que se prestan los servicios, así como el control de varios aspectos de la contratación por parte de las autoridades laborales y tributarias. Permítame que recalque que me he referido al camino hacia la plena confianza, porque el nivel de confianza actual ya es sin duda muy elevado.

 

En otra categoría, no ya como problemas acuciantes sino como demandas del sector a las que debemos dar respuesta, habría que situar la necesidad de mejorar la formación y consolidar un marco jurídico, económico, etc., que garantice el adecuado desarrollo de las diversas profesiones que conviven en el sector.

 

- Después de la aprobación de la Ley de Seguridad Privada, el sector esperaba mayor premura a la hora de aprobar el nuevo Reglamento de desarrollo. ¿Cuándo cree que finalmente verá la luz el documento?

 

Con la actual concepción global de la seguridad, el sector está desempeñando, y está llamado a desempeñar aún más, ciertas funciones próximas a las de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Pero para ello, necesariamente se ha de garantizar su fiabilidad, e incluso la confiabilidad en sus capacidades y en la adecuación de sus actuaciones al ordenamiento jurídico. Esto requiere un importante esfuerzo, en primer lugar, del propio sector, pero también de múltiples actores externos. Ordenar ese proceso es para mí uno de los grandes retos en el desarrollo reglamentario pendiente, como lo es liderarlo y dirigirlo en la praxis del día a día, lo cual compete a varios órganos de la Administración en mayor o menor medida y a la Guardia Civil de una forma muy considerable.

 

Desde hace meses, varios organismos del Ministerio del Interior y varias Unidades de la propia Guardia Civil –no sólo el SEPROSE– estamos trabajando en la elaboración del nuevo Reglamento. Somos muchos los que tenemos el mandato de estudiar, revisar y aportar para que salga del ministerio un borrador práctico, coherente, completo pero sencillo e inteligible, y adecuado para el nuevo escenario que plantea la Ley de Seguridad Privada. Pero a ese punto todavía no hemos llegado. Personalmente, y lo digo con todas las cautelas posibles, dudo que se alcance ese texto de consenso en pocos meses, pues el trabajo es ingente y las aportaciones a integrar son muchas.

 

- Algunas comunidades autónomas han creado figuras con funciones similares a las que llevan a cabo los guardar rurales, quienes demandan que se haga una diferenciación porque suponen una competencia. ¿De qué manera se puede evitar esta situación y poner en valor el papel de los guardas rurales, como profesionales de la seguridad que son?

 

La Constitución atribuye a las comunidades autónomas competencias en gestión medioambiental, y al amparo de ello se han creado diversas figuras para desarrollar dichas competencias. Sin embargo, esos agentes en ningún caso pueden desarrollar misiones en el ámbito de la seguridad en el sentido de velar por la protección de los bienes. Podrán ejercer funciones de control o de inspección, pero no deberían ejercer funciones de vigilancia y protección de bienes privados en el sentido estricto. Éstas funciones recaen exclusivamente en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y en los prestadores de servicios de seguridad privada, tal y como los define la Ley de Seguridad Privada.

 

En muchas ocasiones, la línea que separa las funciones de gestión medioambiental de las propias de seguridad privada es difusa, lo que da lugar a escenarios indeseados. Esto ha sido reforzado en ocasiones por sentencias salomónicas que parece que no han satisfecho a todas las partes en litigio, como la conocida sentencia 14/1998 del Tribunal Constitucional sobre el recurso de inconstitucionalidad 746/1991 en relación con la Ley de Caza de Extremadura de 1990. Por ello, a la hora de crear dichas figuras o modificar su estatuto, las comunidades autónomas se han decantado por modelos a veces contrapuestos. Así, Andalucía, Castilla-La Mancha o La Rioja parecen haber optado por un guarda autonómico con menores requisitos que los exigidos a un guarda rural –lo que puede tener sus consecuencias sobre salarios en el mercado laboral– mientras que Navarra, Galicia y la Comunidad Valenciana han seguido el camino contrario: optan por superar al guarda de caza o al guardapescas marítimo habilitado por el Ministerio del Interior al exigir esta habilitación como conditio sine qua non para poder realizar y aprobar el curso autonómico correspondiente.

 

Partiendo del statu quo expuesto, la primera vía que se nos ocurre para poner en valor el papel del guarda rural sería profundizar en el marco de las actividades compatibles en el desarrollo reglamentario de la Ley de Seguridad Privada, facilitando tal vez el ejercicio de ambas actividades por el personal legalmente habilitado.

 

- El Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas continúa su curso con la creación de nuevos Planes Estratégicos Sectoriales. ¿Cómo está trabajando la Guardia Civil, concretamente el SEPROSE, para mejorar la seguridad de estos servicios esenciales, especialmente de aquellos para los que aún no existe un Plan Estratégico Sectorial?

 

En estos momentos, la Guardia Civil está desarrollando el trabajo previsto en las Instrucciones y directrices dadas a las Unidades con competencia territorial o funcional en las infraestructuras designadas como críticas en los Planes Sectoriales Estratégicos aprobados. Y pretendemos que se pueda llevar la misma política de actuación, con las adaptaciones que sean precisas, respecto a aquellas infraestructuras no consideradas como críticas pero incluidas en el Catálogo de Nacional de Infraestructuras Estratégicas.

 

No obstante, para contestar a la pregunta concreta sobre lo que está haciendo el SEPROSE, que sólo es una Unidad más entre las muchas de la Guardia Civil afectadas por la ‘revolución PIC’ e implicadas en que llegue a buen puerto, confieso que nuestra Sección de Planes y Directrices Técnicas está multiplicándose. No se puede denominar de otra manera a la potenciación de su actividad para dar una respuesta lo más efectiva posible a las demandas exigidas por la legislación PIC y por la normativa interna del Ministerio del Interior en relación con la implantación de este sistema a nivel territorial en la Guardia Civil.

 

En ese sentido, se están llevando a cabo varias acciones, como mantener los contactos necesarios con todos los agentes del Sistema PIC, en aras de una mejor coordinación que redunde en la protección de los servicios esenciales; proponer al Mando de Operaciones instrucciones para la mejor comprensión y cumplimiento de la normativa PIC por parte de las Unidades que están informando los Planes de Protección Específicos y que deberán diseñar los correspondientes Planes de Apoyo Operativo; supervisar los informes de las Unidades sobre los planes citados para homogeneizar los criterios y mejorar su calidad; llevar a cabo reconocimientos de las infraestructuras críticas para conocer el grado de implantación de las medidas de seguridad reflejadas en el Plan de Protección Específico correspondiente, realizando las observaciones necesarias para mejorar su protección; mejorar la formación del personal del SEPROSE, no sólo con las acciones formativas internas de la Guardia Civil sino también aprovechando las oportunidades que ofrecen el resto de la Administración y el sector privado; y fomentar los lazos de relación y confianza entre las Unidades operativas y los operadores de infraestructuras de los sectores afectados. 

 

La Comisión Nacional para la Protección de Infraestructuras Críticas acordó en octubre de 2015 que se abordaría la elaboración de los PES de los sectores Espacio, Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y Químico, por lo que parece previsible que estén aprobados para el verano, se designe a los operadores críticos y… ¡vuelta a empezar! Se trata de un ciclo continuo que hace que, dependiendo del sector del que se trate, la participación del SEPROSE sea una u otra. Pero de momento no permite mucho margen de actuación con relación a las infraestructuras no críticas puesto que el esfuerzo principal hay que dedicarlo en este momento a las que sí lo son. Tampoco permite adelantar mucho el trabajo con los sectores que aún no tienen un Plan Estratégico Sectorial aprobado. Sólo con orden y método podremos ser realmente eficaces.

 

- Terrorismo, cibercrimen y crimen organizado son a priori los principales retos de seguridad para las sociedades modernas. ¿Qué otros añadiría?

 

Es difícil imaginar en estos momentos otro reto en el ámbito de la seguridad de una entidad equiparable a la de las tres amenazas para la seguridad que menciona. No obstante, no son los únicos retos graves para la seguridad de una sociedad frágil, en permanente evolución y cada vez más global. Es evidente que las amenazas globales para la propia existencia de nuestra sociedad deben ser tomadas en consideración. Desde mi humilde punto de vista, la prevención y gestión integral de riesgos medioambientales, sanitarios, alimentarios o vinculados a los movimientos migratorios descontrolados, por citar algunos ejemplos, plantea retos porque no sólo involucra a la seguridad pública y a la seguridad privada sino también a multitud de autoridades y organizaciones de todo tipo que tienen o tenemos conceptos sobre la seguridad no siempre coincidentes. Pero nos entenderemos y ya estamos trabajando codo con codo. Sin duda, en la agenda de los grandes responsables de la seguridad mundial ya son tratados estos temas y, consecuentemente, las agendas de todos los que tenemos alguna responsabilidad en la seguridad también deberán incluir medidas para hacer frente a riesgos y amenazas como los citados.

 

- ¿Cómo puede la seguridad privada contribuir a combatirlos todos ellos?

 

El escenario actual obliga a crear mecanismos de coordinación, e incluso de integración, de los servicios de seguridad privada con los de seguridad pública. Eso significa dar pasos sólidos en los mecanismos de colaboración, en lo que es pionera la Guardia Civil y que tan buenos resultados están ofreciendo. Como mínimo, la seguridad privada siempre podrá contribuir a combatir las amenazas y prevenir los riesgos que he apuntado mediante la implementación de políticas y herramientas de evaluación y gestión de riesgos, o mediante acciones de información y de control en el ámbito de las entidades usuarias de seguridad privada. Esto, claro, además de seguir proporcionando información sobre hechos o situaciones concretas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

 

Por otra parte, para llevar a buen fin esas medidas se hace indispensable implementar un Registro Nacional de Seguridad Privada incardinado en la Secretaría de Estado de Seguridad y ser ambiciosos en su desarrollo. Tenemos que propiciar que sea una herramienta útil para una integración efectiva de los servicios de seguridad, no sólo para cumplir con las funciones de registro público y control administrativo sino también para facilitar la explotación operativa de información. Tenemos que dar el salto para incorporar una visión operativa al Registro que nos permita avanzar hacia la deseada complementariedad e integración entre los servicios de seguridad privada y los de seguridad pública al servicio efectivo de los ciudadanos, las autoridades y los propios usuarios de la

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, anunció ayer que la Xunta impartirá más de 120 cursos en los puertos de Galicia y el aula de seguridad de Ferrol entre octubre de este año y noviembre de 2017, para los que destinará unos 800.000 euros cofinanciados con el Fondo Europeo y Marítimo de la Pesca (FEMP).

 

La oferta engloba cursos de marinero pescador, de patrón local de pesca y de operador del Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima, así como formación básica de seguridad y formación sanitaria, cursos avanzados para la lucha contra incendios y pilotaje de embarcaciones de supervivencia y botes de rescate (no rápidos).

El objetivo de la campaña, presentada hoy, es concienciar a los ciudadanos para que promuevan las medidas necesarias en la protección, ordenación y bienestar para los animales de compañía y denuncien las conductas contrarias al bienestar de los animales domésticos de las que tengan conocimiento

 

La campaña #YoSiPuedoContarlo se va a divulgar a través de los canales oficiales de la Guardia Civil en las diferentes redes sociales, así como en los medios de comunicación social que deseen sumarse a la iniciativa o hacerse eco de la misma.

 

Esta campaña se ha organizado con la inestimable y desinteresada colaboración de Backstage Producciones y de actores y actrices.

El General Jefe del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), Vicente Pérez, ha presentado en la mañana de hoy una campaña contra el maltrato y abandono de animales domésticos bajo el título #YoSiPuedoContarlo. 

 

El objetivo de esta campaña es concienciar a los ciudadanos para que promuevan las medidas necesarias en la protección, ordenación y bienestar para los animales domésticos, así como a que denuncien  aquellas conductas contrarias al bienestar animal de las que tengan conocimiento. 

 

La campaña será divulgada a través de los canales oficiales de la Guardia Civil en las diferentes redes sociales, así como en los medios de comunicación social que deseen sumarse a la iniciativa o hacerse eco de la misma. 

 

El General Jefe del Seprona ha comenzado sus palabras dando las gracias a todos los asistentes  y participantes en esta campaña relacionada con el maltrato y el abandono animal, tanto a los miembros del Cuerpo del Servicio Cinológico y del Seprona de la Comandancia de Madrid  como a los actores y actrices que han prestado su imagen para el spot de forma altruista y desinteresada, así como a Backstage Producciones que ha realizado el spot, también de forma desinteresada. 

 

Continuando con sus palabras ha querido resaltar que durante 2015 la Guardia Civil tuvo conocimiento de 10793 infracciones administrativas y 609 delitos en los que fueron detenidas o investigadas 426 personas por maltrato animal (4000 de ellos perros).

 

Asimismo, ha destacado que esto demuestra que existe una problemática de maltrato y abandono animal doméstico, que hay que denunciar para intentar erradicarlo y, por supuesto, para poder poner el animal a salvo lo antes posible y castigar a los culpables, ya que estas conductas contrarias a los animales, además de ser intolerables, son delitos recogidos en el Código Penal. 

 

Igualmente, ha destacado que la Guardia Civil viene detectando un aumento en la concienciación ciudadana, no sólo a través de las denuncias formales, sino también entre los usuarios de las redes sociales, como demuestra el hecho que uno de los temas que más interacción que generan en nuestros seguidores de twitter y facebook sea la solicitud de colaboración ciudadana para esclarecer delitos de maltrato hacia los animales o el hecho de que son los propios ciudadanos los que nos envían datos y fotografías de casos de maltrato para poder investigarlos. 

 

El General ha destacado que el segundo objetivo de esta campaña es concienciar a la población de que tener un animal es una gran responsabilidad, ya que no se trata de un capricho y después cuando hay que cuidarlos o cuando uno se quiere ir de vacaciones, se puedan abandonar. 

 

Datos maltrato animal en el 2015 

 

Entre las infracciones y delitos detectados en 2015 hay que reseñar los 450 perros que fueron abandonados; los 23 perros ahorcados; los 44 víctimas de golpes o palizas de los que 23 fallecieron; los 47 heridos con armas de fuego de los que 27 fallecieron y 115 perros envenenados. 

 

A estas cifras habría que sumar los 97 perros encontrados en estado de desnutrición y los 353 víctimas de robos y sustracciones. 

 

Con respecto a años anteriores, hay que destacar que ha habido un aumento en los casos de delitos de maltrato o abandono de animales domésticos (294  casos en 2014). Este aumento de los delitos estaría motivado por una mayor concienciación ciudadana ante la problemática del maltrato animal que ha llevado a la población a denunciar estos hechos ante las autoridades competentes, así como la reforma del Código Penal de 2015. 

 

Campaña #YoSiPuedoContarlo 

 

Si quieres sumarte a esta  campaña graba un video con el slogan “yo sí puedo contarlo” o una fotografía con el hashtag #YoSiPuedoContarlo y súbela en tu perfil de las redes sociales. 

 

Asimismo, si conoces algún caso de maltrato o abandono de animal denúncialo en el teléfono 062 en el correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en nuestros perfiles de redes sociales. 

 

Twitter: @Guardiacivil

 

Facebook: GuardiaCivil.es

 

Instagram: Guardiacivil062

 

Para más información pueden establecer contacto con el Gabinete de Prensa de la Guardia Civil en el teléfono 91 514 60 10.

Investigan si el jefe de emergencias de Muiños causó un incendio que arrasó 67 hectáreas - Rechazó declarar tras ser citado al cuartel.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Pontevedra ha condenado a dos años de prisión al autor de varios incendios forestales que se registraron el 11 de septiembre de 2013 en Lalín (Zobra y A Castiñeira) y que quemaron 47 hectáreas de monte raso y arbolado.

 

El tribunal obliga a M.C.G.P., de 45 años, a pagar una indemnización de 40.800 euros a la Consellería do Medio Rural, la misma cantidad que invirtió este departamento de la Xunta en los trabajos de extinción, y de 108,68 euros a una comunidad de montes por los daños causados en las parcelas afectadas por las llamas. En la sentencia queda probado que este lalinense causó un docena de incendios en los que ardieron 10 hectáreas de monte arbolado y otras 37 de monte raso. Todo indica que condenado no cumplirá los años de cárcel impuestos por carecer de antecedentes penales. En la sentencia figura que la condena por delito de incendio forestal tiene de atenuantes las dilaciones en el proceso -que estuvo paralizado siete meses- y que el autor confesó. Sobre el fallo, la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, señaló ayer que "quemar el monte no sale gratis". También reconoció que el número de incendios forestales en Galicia ha disminuido este año, respecto al anterior, sin precisar más detalles.

 

Por otra parte, investigan si el jefe de emergencias de Muiños causó un incendio que arrasó 67 hectáreas. El pasado 18 de julio, Lobios registró el que, por aquel entonces, era el mayor incendio forestal del verano en Ourense. Las altas temperaturas y el viento propiciaron que el fuego iniciado en la parroquia de Torno, en Lobios, se propagara hasta el vecino concello de Muiños. Las llamas calcinaron 67 hectáreas, 54 de ellas arboladas La Guardia Civil investiga si el autor fue el responsable del servicio GES de emergencias de este segundo concello, un vecino de Quintela de Leirado de 28 años. Según fuentes próximas al caso, fue visto pasando por la zona antes de que se originara el fuego, que comenzó a las 14.30 horas. Por este motivo y por su actividad a la hora de dar alertas de incendios en un grupo de mensajería WhatsApp, los investigadores de la Guardia Civil consideraron conveniente citarlo al cuartel para tomarle declaración. El responsable de emergencias, por recomendación de su abogada, eligió no prestar declaración hasta el juzgado, si ese momento procesal llegara.

 

IMG 20160726 WA0013

IMG 20160726 WA0012

IMG 20160726 WA0011

IMG 20160726 WA0010

IMG 20160726 WA0008

IMG 20160726 WA0007

Buenas Tardes.

> En relación a lo hablado esta mañana. Creo que es el momento oportuno para mover todo esto entre las Sociedades de Caza y los Cazadores. Mandar toda esta información junta igual no es lo más adecuado, pero yo os la paso así para que cada uno de vosotros la distribuya como crea más conveniente. Correo electrónico a la base de datos de vuestras Sociedades, grupos de wassap etc. Ya sabéis que si necesitáis material en papel para distribuir en establecimientos de confianza ( armerías, tiendas de piensos etc solo tenéis que pedirlo, tenemos un montón ). Si os parece “producente” acercarse a alguna Sociedad de Caza, que se muestre interesada para comentar con detalle cualquier de estos productos.

>  

> TENEMOS DE TODO: Seguros para el Cazador, seguros de perros, Rehalas, Guardas. Batidas en Zonas Libres,R.C para Cotos, Licencia de Telecomunicaciones para emisoras etc etc. AHORA TOCA HACERLO LLEGAR A LOS DESTINATARIOS FINALES que no son otros que las Sociedades de Caza y los Cazadores..

> GRACIAS Y UN SALUDO.

2010 Asociación Gallega de Guardas Particulares de Campo - Email: contacto@guarderiogalego.es
Diseñado por Ritech